EL CASTILLO

El castillo de Báguena se alza sobre un pequeño montículo próximo a la localidad del mismo nombre, en la provincia de Teruel.

El origen de Báguena hay que buscarlo en el propio castillo, que se asienta sobre los restos de un asentamiento Ibero, sobre el que los musulmanes construyeron un castillo que pasó a manos de la Orden del Temple tras la reconquista. La Orden, a partir del castillo, edifico el pueblo, que pasó a pertenecer a la Comunidad de aldeas de Daroca, junto con otros de la zona de Jiloca, tales como Burbáguena y Monreal. Entre 1336 y 1344 Pedro IV el Ceremonioso ordenó la reparación de la fortaleza.

Dada su cercanía con la frontera castellana, sufrió frecuentes ataques durante el siglo XIV, reforzándose sus defensas en 1344 por iniciativa propia de los habitantes de Báguena.

El hecho histórico más reseñable sucedido en el castillo fue en 1363, cuando el rey castellano Pedro I asedió el castillo y ofertó la rendición de éste a su alcalde Miguel de Bernabé, quien fue fiel a la Corona de Aragón y lo defendió, hasta que los castellanos, a pesar de la valentía de los aragoneses, consiguieron tomar el castillo. Los últimos en defenderlo fueron los propios hijos de Bernabé, quien prefirió morir quemado antes de entregar el castillo. Su cuerpo fue encontrado calcinado, pero con un brazo incorrupto sosteniendo las llaves de la fortaleza.
El castillo ha sufrido numerosas modificaciones a lo largo de su historia, siendo en su mayoría del siglo XIV los restos que han llegado hasta nuestros días. Tan sólo quedan dos torres de diferentes épocas, restos de algunos lienzos de la muralla, parte del aljibe, y restos de lo que sería un cobertizo para la guardia.

La torre mejor conservada es gótica, de planta cuadrada de unos 8 metros de lado, rebajada en altura y construida en mampostería aunque reforzada en las esquinas por sillares. Cuenta con un acceso con arco apuntado.

A unos 20 metros de la primera se encuentra la segunda torre, hecha de tapial y piedra, de la que apenas queda más que la base, también de planta cuadrada pero de menor tamaño.

El castillo se encuentra actualmente en estado de ruina, aunque se han realizado obras de restauración y consolidación, sobretodo de la torre más entera.

El castillo está bajo la protección de la Declaración genérica del Decreto de 22 de abril de 1949, y la Ley 16/1985 sobre el Patrimonio Histórico Español.




Restos del Castillo de Báguena en la actualidad (Foto I)
Restos del Castillo de Báguena en la actualidad (Foto II)